Peter Fink

Qué hacer y qué no hacer con los trazados de recorte

Aquí está el problema potencial: En el esfuerzo por conseguir el aspecto más natural posible para imágenes con trazados de recorte, es tentador caer en la creación de trazados extremádamente detallados. Además, es muy usual también caer en la tentación hermana de girar o escalar imágenes con trazados de recorte. Desgraciadamente, ambas acciones pueden llevar al coma al mejor de los RIPs de una filmadora. Y cuando el RIP falla, la maqueta no se imprime.

      Conjugar bien los ángulos en los duotonos

      ¿Y qué ocurre cuando tienes un trabajo con cinco o seis colores, pero sólo dispones de cuatro tramas con las que trabajar? Lo usual es que tu programa de maquetación le asigne a esos colores directos extra el ángulo de trama de 45º. Esto tiene sentido por dos motivos. El primero es que ese programa de maquetación no sabe cómo de oscuros son esas tintas directas, por lo que asignarles el ámgulo de 45º es lo más seguro. El segundo es que en la mayoría de los trabajos con tintas directas, estas tintas se suelen imprimir sólas, es decir que no se suelen imprimir sobre otra tinta, por lo que no hay motivos para elegir otro ángulo.

      Esto es correcto si no se quiere sobreimprimir un color directo con negro. En ese caso aparecerá muaré. Es en este caso cuando hay se puede asignar otro ángulo de trama al color directo. Lo usual es especificar el nombre del color de cuatricromía que usa el ángulo de trama que se desea.

          Suscribirse a RSS - Peter Fink