Cómo instalar Virtualmin, un panel de control y gestión de sitios web

      Ya hemos creado un servidor virtual, pero el sistema está pelado. Aun no le hemos dado las opciones necesarias para instalar nuestros sitios web y, menos aun, para gestionarlos.

      Hacen falta programas extra y un panel de control

      Cuando compramos sitio web en una empresa de alojamiento, lo que hacen es darnos un espacio en sus servidores —que usualmente compartimos con otros sitios web—, asignarnos una cantidad de recursos limitada en forma de una cuota fija, y darnos acceso a un panel o cuadro de mandos para controlar esos recursos desde un navegador web en nuestro ordenador.

      Lo que vamos a hacer nosotros ahora es precisamente instalar Virtualmin, un panel de control de código abierto, que instalará a su vez todos los programas necesarios para que nuestros sitios web funcionen. Y hablo en plural porque este programa y su compañero Webmin —que se instala automáticamente al instalar Virtualmin— son capaces de gestionar y controlar una buena cantidad de sitios web con muchas más opciones de las que podamos llegar a necesitar.

      Cómo instalar Virtualmin

      Con PuTTY, abrimos la consola de órdenes o terminal de comandos y nos conectamos desde nuestro ordenador con nuestro servidor virtual.

      Nos identificamos, como ya explicamos, como super usuarios root con la orden su - root.

      Con la orden wget le pediremos que descargue los paquetes necesarios para nuestra instalación. Primero, el guión (script) de instalación install.sh de Virtualmin, del sitio de descargas de Virtualmin:

      wget http://software.virtualmin.com/gpl/scripts/install.sh

      A continuación, le pedimos que descargue la última versión de Virtualmin disponible para Ubuntu (que, a los efectos, es una variante de Debian):

      wget http://prdownloads.sourceforge.net/webadmin/webmin_1.620_all.deb El número 1.620 posiblemente no sea la última versión disponible cuando leas estas líneas. Conviene revisar cuál es.

      Ya casi estamos. Ahora, le pedimos que cambie el modo del archivo de instalación permitiendo su ejecución:

      chmod +x install.sh

      Y le pediremos que lo ejecute:

      ./install.sh

      El sistema nos pedirá que confirmemos que deseamos proceder con la instalación. Pulsamos "Y" de yes y seguirá adelante —Si nuestra variante concreta del sistema operativo no está en la lista de las aceptadas, la instalación se detendrá y dará un aviso de error.

      Ahora nos hará una petición que descoloca a muchas personas: "Please enter a fully qualified hostname (for example, example.com)". Es decir: "Por favor, especifique un nombre de servidor plenamente cualificado". Nos pide lo que se llama un FDQN

      Respuesta sencilla: Si vamos a alojar un único sitio web, hay que decirle el dominio de ese servidor; por ejemplo: sinmayorsentido.com. Si vamos a alojar más de uno, procede decirle el nombre que le dimos al servidor con una extensión como .com o .es y tratarlo como un mero trámite de instalación. Ya sé que no es una respuesta válida para casos más serios en los que lo que estuviésemos montando fuera una empresa de alojamiento web, por ejemplo, pero para nuestro caso, vale.

      En este caso de ejemplo, he optado por roscoe.com y he dejado que siguiera adelante la instalación, que durará algunos minutos.

      Primeros pasos con Virtualmin

      Desde nuestro navegador web —en cualquier ordenador que tenga conexión a Internet—, vamos a la dirección formada por un servidor seguro, la dirección IP asociada a nuestro servidor y el puerto 10000... ¿Has comprendido algo? Me explico:

      • Servidor seguro: La dirección no empieza con la frase http:// sino con https:// donde la s representa "seguro". Eso hace que el navegador y el servidor se comuniquen de forma segura, del mismo modo que hacen los servicios bancarios o de cualquier otro tipo que necesitan que la información que se transmite no esté disponible de forma pública para otros ojos —es decir, de forma no segura.

      • La dirección IP asociada a nuestro servidor: Cuando hemos comprado el derecho a crear un servidor en, se nos ha dado, entre otras cosas, el derecho a usar al menos una IP fija. Una dirección IP es una secuencia numérica única que ningún otro servidor de todo Internet tiene. Es como un número de teléfono mundial: Si lo marcas siempre va a responder el mismo servidor.

      • El puerto 10000: No te preocupes demasiado. Para comunicarse con el exterior, los ordenadores abren puertas virtuales de distintos tipos que se identifican por números y que se llaman puertos. Al poner al final de la dirección la secuencia :10000 le estás diciendo al servidor que quieres comunicarte a través del puerto 10000. Eso es así por diseño de Virtualmin —aunque se puede cambiar.

      De ese modo, si la IP asociada a nuestro nuevo servidor 95.142.165.249, escribe la URL https://95.142.165.249:10000/ en el navegador y espera la respuesta del servidor.

      Como una comunicación segura requiere unas operaciones de seguridad con emisión de certificados digitales —lo que es complicado y conlleva ciertos gastos—, el navegador se quejará de que esa conexión no cumple todos los requisitos advirtiendo de un "Error SSL". Para nuestro fin, no es importante y podemos seguir adelante pulsando el botón de "Continuar de todos modos" (si estás usando Chrome) o "Añadir una excepción", si estás usando Firefox.

      Cuando aparezca la ventana para identificarnos, simplemente ponermos como usuario "root" y como clave, la que le dieramos al servidor para el usuario root cuando lo creamos. SI nos equivocamos demasiadas veces, Virtualmin bloquearé al acceso a través de la IP que tenga en ese momento el ordenador con el que hayamos intentado acceder.

      La primera vez que accedemos a Virtualmin, éste tiene que realizar una serie de ajustes en su configuración con un asistente de configuración de la instalación (Post-Installation Wizard). En todas las opciones, la respuesta predeterminada suele ser siempre la mejor por ser la más habitual, así que, a no ser que sepamos lo que estamos haciendo, vamos aceptando dándole al botón de siguiente (next). Son opciones que luego podemos cambiar en cualquier momento.

      En un momento tendremos que añadir la contraseña para la base de datos MySQL (importante, ya que es la base de datos que va a gestionar nuestros sitios web).

      El último paso es aceptar un chequeo de la configuración (Re-check and refresh configuration).

      Cuando termine, podemos ir a la pestaña inferior izquierda de Información del sistema (System information) y allí veremos las características del sistema de alojamiento web (hosting) que hemos montado por un precio de unos 12 a 14 euros al mes :)

      El paso siguiente es, a través de Virtualmin, preparar el alojamiento de cada uno de los sitios que queramos crear.

      3 comentarios

      Problema: Virtualmin no se inicia automáticamente

      Algunos usuarios —un servidor entre ellos— se han encontrado que después de una actualización, al reiniciar el sistema, Virtualmin y Webmin no se inician también automáticamente en el momento del arranque.

      No es que no funcionen, porque si ponemos en la consola de la línea de órdenes la petición de arrancar el servicio de Webmin:

      sudo /etc/init.d/webmin start

      Webmin se arranca perfectamente. El problema se debe, creo, a un defecto de configuración de una de las actualizaciones de la versión 1560. Se soluciona con la orden:

      update-rc.d webmin defaults

      A continuación, reiniciamos el sistema y se supone que será suficiente:

      sudo reboot

      Desinstalar virtualmin

      En Ubuntu, simplemente ejecutar el guión de instalación con la opción --uninstall:

      /bin/sh install.sh --uninstall

      Problemas al instalar las versiones 1.570, 1.580 o superiores

      En un sistema partiendo de cero, puede que el procedimiento descrtio arriba de algún problema no descrito (usualmente relacionado con el servidor de correos). Si la instalación falla y Virtualmin jo se instala correctamente pero Webmin sí, la recomendación es irse a la consola de órdenes otra vez y ejecutar las órdenes de actualización:

      sudo apt-get update

      y

      sudo apt-get upgrade

      Cuando nos volvamos a conectar al servidor a través del navegador web, Virtualmin debería estar disponible para su primer chequeo de funcionamiento.

      Añadir nuevo comentario