03. ¿Qué puedo hacer con PDF/X que no pueda hacer con PDF?

        Martin Bailey (de Global Graphics), Noviembre de 2005
        (traducción: Gustavo Sánchez Muñoz)

        Nada. La cuestión es que con un documento PDF se pueden hacer muchas cosas inapropiadas para artes gráficas, que pueden causar muchos problemas al imprimirse con sistemas de alto nivel.

        Podemos ver los estándares PDF/X como una forma abreviada de especificar la mayor parte de lo que hace falta para crear un fichero que se imprimirá bien, incluso aunque el receptor no entienda todos los detalles.

        Dicho de otro modo: Todos los formatos que se usan para transferir datos son compromisos entre flexibilidad y fiabilidad (definiendo ésta última como "conseguir que lo impreso sea exactamente igual a las pruebas previas").

        Entre flexibilidad y fiabilidad, en un extremo de la escala (flexibilidad) están los ficheros de programas concretos, como los documentos de Adobe InDesign o Quark XPress. Se pueden alterar como se quiera si se tienes el programa que los creó.

        Desgraciadamente, el receptor de los ficheros también puede alterarlos accidentalmente con bastante facilidad y los resultados impresos dependen mucho del entorno en el que se esté ejecutando la copia del programa (las fuentes, el PPD, los controladores de impresora… por no mencionar incluso la versión exacta del mismo programa).

        En el otro extremo (fiabilidad) están los ficheros copydot. Se imprimen como se espera, siempre que se tomen las medidas necesarias y se hayan preparado para una resolución y calibración concretas. Por eso mismo son inflexibles.

        A medio camino, en orden de flexibilidad decreciente y fiabilidad creciente, hay opciones como los ficheros, PostScript, EPS, PDF, PDF/X y TIFF/IT (en esta lista la denominación "PostScript" quiere decir ese formato, sin entrar en especificaciones). Siempre se puede empujar el formato PostScript hacia el extremo más fiable de la escala usando los programas adecuados para crearlos.

        En el Norte de Europa se ha usado bastante un producto llamado "ProScript", que limita las opciones utilizables en los ficheros EPS. Un fichero EPS ProScript se puede situar en esa escala en algún punto entre los ficheros PDF y los PDF/X.

        La elección del formato de fichero es siempre un compromiso entre fiabilidad y flexibilidad.

        El uso correcto de herramientas de comprobación previa (preflight) puede proporcionar ficheros PDF mucho más "fiables" de lo que un PDF/X sería en esa escala. Pero la cuestión clave es que un PDF/X proporciona una forma clara y práctica de responder cuando se nos pregunta por un fichero PDF "de fiar".

        Añadir nuevo comentario