20. Planes de futuro para PDF/X

        Martin Bailey (de Global Graphics), Noviembre de 2005
        (traducción: Gustavo Sánchez Muñoz)

        El desarrollo y mantenimiento de estándares como los de PDF/X son siempre un pequeño acto de equilibrio. Si el estándar se basa en una versión demasiado antigua de las especificaciones del formato PDF, los usuarios, en el extremo creador del uso de PDF/X, se quejarán de que no pueden incluir las fantásticas características nuevas que las últimas especificaciones permiten.

        Por el contrario, si se basa en la ultimísima versión de las especificaciones del formato de fichero PDF, habrá quejas más que justificadas de las empresas de artes gráficas en el extremo receptor de los documentos PDF/X, ya se verán obligados a actualizar sus herramientas de trabajo a las ultimísimas versiones… o se encontrarán incluso con que las herramientas necesarias ni siquiera están disponibles.

        La mayorías de los fabricantes aceptarán los estándares PDF/X en productos que ya admiten un PDF "básico". Si un estándar PDF/X se basase en una versión demasiado anticuada del formato PDF, esos fabricantes se encontrarían ante muchas dificultades para crear códigos de programación que admitieran a la vez las versiones más modernas de PDF y aquella necesaria para PDF/X.

        Si no se facilita los suficiente a los fabricantes dar cabida a un estándar, no habrá herramientas para trabajar con éste. Si los usuarios de los dos extremos emisor y receptor que hemos descrito se encuentran con esos problemas, el estándar simplemente no se usará; especialmente si los detalles del formato en cuestión comienzan a afectar a todo un sistema de trabajo de preimpresión.

        Los grupos de trabajo PDF/X actúan sobre la idea de que los estándares se deben especificar por delante del "punto de comodidad" de una empresa típica de preimpresión (para forzar así a la industria a avanzar) pero por detrás del último grito tecnológico (para que así se puedan poner en práctica en sistemas de trabajo reales).

        Con el tiempo, ese punto de comodidad y el último grito se desplazan hacia delante. Lo que se veía con dificultad o era imposible hace unos pocos años, es un lugar común en la actualidad. Algo que parece demasiado complejo hoy día es posible que sea relativamente sencillo a finales de esta década.

        Las distintas especificaciones PDF/X se deben ir adoptando al ritmo de la industria.

        Un segundo problema es decidir cómo de a menudo debe revisarse un estándar. Si se hace demasiado a menudo, el estándar se convierte en un blanco móvil que no sirve de ayuda. Si, por el contrario, los estándares se quedan retrasados con respecto a los usos comunes, tampoco sirven para nada.

        El formato PDF de hecho no es inamovible. Las especificaciones completas de su nivel 1.6 se han publicado ya, pero los estándares PDF/X-1a:2001 y PDF/X-3:2002, ya en amplio uso, se basan en el nivel 1.3 (publicado allá por 1999).

        Si la industria puede sobrevivir al hecho de que las especificaciones del formato PDF se revisen más o menos cada dos años, el intervalo entre revisiones de los estándares PDF/X no debería ser mucho mayor.

        Por el momento, la nueva funcionalidad del formato PDF que más presiones plantea a PDF/X es la transparencia activa (live transparency).

        Poco a poco se va oyendo con más frecuencia a los diseñadores y clientes de las empresas de artes gráficas que "no pueden usar PDF/X" porque necesitan usar transparencias. Si bien es posible usar PDF/X tras haber acoplado (flatten) las transparencias, surge la posibilidad de la aparición de defectos visuales y de cambios en los colores. Por otro lado, también están los impresores y editores que piden que las transparencias sigan prohibidas en PDF/X debido a que no pueden imprimirlas de forma fiable.

        Ambas posiciones reflejan obviamente la situación actual del sector. El desarrollo notablemente lento de los estándares ISO, sumado al tiempo que hace falta para producir los programas que admiten los nuevos estándares una vez que se han terminado, hacen que los comités que trabajan en ellos tengan la vista puesta varios años por delante.

        La maquinaria y programación de preimpresión se ha desarrollado enormemente desde que se tomó la decisión de prohibir el uso de transparencias activas en las revisiones de los estándares de PDF de 2003.

        Entre otras cosas, los RIPs capaces de procesar documentos PDF con transparencia activa están mucho más extendidos en el mercado. La tendencia verosímil es que eso continúe así al menos durante este año siguiente. Además, los motores de acoplamiento de transparencias en los RIPS de distintos fabricantes producen resultados cada vez más parecidos entre si de lo que era razonable esperar hace pocos años.

        Por eso se ha tomado la decisión de desarrollar un nuevo estándar de PDF/X que permita la existencia de transparencia activa (live transparency), con las restricciones adecuadas para minimizar las variaciones entre los distintos motores de representación (rendering engines). Este estándar se basará en el nivel 1.6 del formato PDF.

        Al mismo tiempo, los comités implicados han reconocido que el gran valor que tienen los existentes estándares PDF/X-1a y PDF/X-3 no se reducirá al menos durante bastante tiempo.

        Por eso, para evitar confusiones, los nuevos estándares PDF/X no serán ya una revisión de PDF/X-1a o PDF/X-3, sino que se conocerán como PDF/X-4. Será un súper conjunto de PDF/X-3 que permitirá el mismo uso de espacios de color independientes de los dispositivos.

        También se creará un nuevo estándar PDF/X basado en la idea de sistema de trabajo similares a OPI, en la línea de PDF/X-2. Es verosímil que este nuevo estándar supere a PDF/X-2 en el sentido de que permitirá metadatos que describan las condiciones de impresión caracterizadas para las que se creo el trabajo y referenciar un perfil de color ICC que no se haya incrustado en el documento PDF/X. Este estándar se conocerá como PDF/X-5.

        Se espera que las especificaciones PDF/X-4 y PDF/X-5 se publiquen hacia 2007.

        Añadir nuevo comentario