Los 'droplets' de Photoshop


      Hay varios modos de automatizar un trabajo en Photoshop, como ya hemos mencionado. Los droplets son uno de ellos. Un droplet es simplemente una acción de Photoshop encapsulada que colocamos como icono en una carpeta —usualmente el mismo escritorio—. Si tenemos abierto Photoshop, cualquier archivo que arrojemos encima de ese icono se procesará aplicándole la acción encapsulada —si Photoshop no está abierto, se abrirá—.

      La idea de los programadores de Adobe es ayudar a los usuarios facilitándoles el uso rápido de las acciones que emplean más usualmente, sin obligarles a pasar por una serie de menús.

      Supongamos, por ejemplo, que dos de las tareas habituales de un diseñador sean tomar las imágenes que le envían sus clientes y ajustar unas a una resolución de 300 ppp y a otras aplicarles un virado azulado-ocre. Esas dos tareas las tiene que hacer con cientos de imágenes que le llegan día tras día.

      Si ese usuario crea dos droplets con sendas acciones que hagan ambas cosas, cada vez que reciba nuevas imágenes, simplemente tendrá que seleccionarlas, arrastrarlas sobre el icono del droplet correspondiente y soltarlas encima. Las imágenes se procesarán sin que tenga que hacer nada más. Puede arrastrar carpetas que contengan imágenes o imágenes en grupo.

      Limitaciones de los droplets

      He descrito un droplet como "una acción de Photoshop encapsulada que colocamos como icono en una carpeta". Realmente un droplet es un proceso por lotes (batch) de Photoshop encapsulado que colocamos como icono que colocamos en una carpeta —usualmente el escritorio—.

      Eso quiere decir que básicamente las limitaciones de un droplet son las mismas que las de un proceso por lotes... y alguna más:

      • Sólo se puede ejecutar una acción por droplet. Si queremos que se ejecute alguna más, debemos anidarla dentro de otra acción o ejecutar un segundo droplet.

      • No es posible hacer otra cosa con el Photoshop de ese ordenador mientras dure el proceso.

      • Al consistir en la ejecución de una acción, sus limitaciones son las mismas que las de las acciones de Photoshop.

      • No se puede elegir como carpeta un directorio remoto tipo Dropbox, Google Drive o similar. La carpeta elegida debe estar en una unidad de red o local visible como tal por el ordenador.

        El droplet debe estar también en una unidad local o de red, puede ser incluso una unidad extraible USB.

      • Debemos haber definido previamente la acción que vamos a usar y debe estar cargada como tal en la copia de Photoshop que va a ejecutar el droplet. No se puede crear la acción sobre la marcha.

      • Un droplet no es transparente, por lo que la acción que lleva dentro no se deja ver fácilmente. Si la acción no está cargada en el ordenador, el droplet sí la lleva incrustada, por lo que el Photoshop la cargará en la paleta e acciones y la ejecutará. Una vez que haya terminado la descargará y no estará disponible. Si es una acción que deseamos quedarnos e intentamos hacerlo deteniendo la ejecución a mitad, nos llevaremos el chasco de que se detiene y desaparece.

        Por lo que, si quieres pasarle una acción a alguien pero no quieres que sepa muy bien cómo demonios hace el trabajo... Un droplet es una opción —sinceramente no se me ocurré porqué demonios querrías hacer eso, pero hay gente muy rara—.

      Todas estas limitaciones se resumen en un consejo general: Como un droplet no es algo muy difícil de crear, cuando surja el menor problema, toma la acción original encapsulada y vuelve a crearlo en el ordenador en el que pretendes ejecutarlo.

      Cómo se usa

      La creación de un droplet se hace dentro de Photoshop a través del menú “Archivo – Automatizar – Droplet. El cuadro de diálogo es asi idéntico al de los lotes por tandas (batches), por lo que viene a continuación es casi la misma explicación. Si ya te lo sabes, puedes leerlo muy por encima.

      Aquí también crearemos un droplet que haga la acción de ajustar las imágenes a 300 ppp, lo que se supone que hemos aprendido a crear previamente.

      En Photoshop, vamos al menú “Archivo – Automatizar – Droplet”.

      Guardar droplet en...

      La primera opción es "Guardar droplet en...", donde elegimos la carpeta o unidad en la que queremos guardarlo y el nombre que queremos darle —un sitio muy usual es el escritorio—.

      Reproducir

      En “Reproducir”, elegimos la acción que queremos ejecutar, que pertenecerá a un “Conjunto” de las acciones disponibles en esa copia de Photoshop.

      Origen

      En “Origen”, elegimos la carpeta donde se encuentran los archivos que queremos procesar. Lo más usual es elegir la opción “Carpeta”, que es lo que vamos a hacer.

      En esta zona están disponibles las casillas de cuatro opciones, algunas de las cuales pueden causarnos dudas; en detalle son:

      • Incluir todas las subcarpetas”: Es la opción que debemos marcar si queremos procesar todos los archivos que haya dentro de la carpeta independientemente de dónde estén. Photoshop recorrerá todo el árbol de carpetas dentro del directorio elegido y procesará todas las imágenes que encuentre.

      • Omitir avisos sobre perfiles de color”: Si hemos establecido una buena política de gestión de color, esta casilla debe estar siempre marcada. Si no lo hacemos, Photoshop se detendrá siempre que surja alguna duda con los perfiles de color y esperará que intervengamos. Al hacer eso, la ejecución automática se detendría y el uso de un droplet no tendría sentido. Por eso debemos marcarla habitualmente.

      • Omitir cuadros de diálogo de de opciones de apertura de archivos”: Lo usual es dejar marcada esta opción por el mismo motivo. Si surge una duda en la apertura de un archivo y está marcada, Photoshop aplicará la política predeterminada en la acción. Si no, Photoshop se detendrá hasta que el usuario responda a su duda, con lo que se detendrá la ejecución automática.

      • Ignorar comandos ‘Abrir’ de la acción”: Esta es la opción que tradicionalmente cuesta más de entender debido a una redacción confusa.

        • Si nuestra acción no contiene ninguna orden de "Abrir" o "Abrir como", esta casilla debe estar desmarcada. Si no es así, el droplet dará error con todos los archivos. Eso quiere decir que las más de las veces, esta casilla estará sin seleccionar.

        • Si nuestra acción incluye alguna orden de "Abrir" o "Abrir como" y queremos que se ejecute con los parámetros con los que la grabamos sin que se abra ningún cuadro de diálogo —lo que detendría el automatismo con cada archivo—, sí debemos marcar esta casilla. Así Photoshop ejecutará esa opción pero no se detendrá. Eso puede interesarnos, por ejemplo si hay que rasterizar archivos PDF, pot ejemplo.

        • Si nuestra acción incluye alguna orden de "Abrir" o "Abrir comoy sí queremos que se ejecute la parte de apertura de la acción pero queremos modificar las opciones en cada caso —por ejemplo, elegiendo la página concreta de un PDF multipágina—, debemos dejar la casilla sin marcar.

        Como vemos, las más de las veces esta casilla estará marcada.

      Destino

      En la zona “Destino” tenemos dos opciones principales:

      • Guardar y cerrar”: Una vez ejecutada la acción sobre el archivo de imagen, éste se guarda, se cierra y Photoshop pasa al siguiente.

      • Carpeta”: Si elegimos esta opción, el proceso guardará el archivo procesado como una copia en una carpeta que elijamos mediante la opción “Elegir”, que lógicamente será distinta a la carpeta original —no hacerlo así sería un sinsentido—.

        • Si la acción contiene alguna orden de guardar una copia en otro sitio o de guardar esa misma imagen en el mismo sitio, también se ejecutarán salvo que hayamos marcado la opción “Ignorar comandos ‘Guardar como’ de la acción”. En ese caso, esas partes de la acción no se ejecutarían y sólo se realizaría el guardado y cerrado en la carpeta que indiquemos en el cuadro de creación del droplet, no en la acción.

        • Si la acción no contiene ninguna orden de guardado, marcar o no esa casilla de "Ignorar..." es indiferente. No hay diferencia. Por eso, si te preguntas cuál es la diferencia entre dejar que sea la acción quien elija dónde y cómo guardar o anular esa parte ignorándola y especificarla mediante el cuadro de creación del droplet, la respuesta fácil es: El cuadro de creación del droplet es más sencillo de especificar y lo hace en ese mismo cuadro de diálogo: Marcas la carpeta de destino, anulas las opciones de la acción y ya está. Por el contrario, ponerlo dentro de la acción y no anularlo en el cuadro de creación permite especificar opciones de guardado que el simple cuadro de creación del droplet no es capaz de determinar —niveles de compresión JPEG, por ejemplo—.

        Al elegir la opción “Carpeta” podremos, si queremos, dar nuevos “nombres” a los archivos estableciendo unos patrones bastante evidentes por si mismos —de hecho, el propio Photoshop nos muestra un ejemplo del resultado de la elección de patrones que hagamos.

      Errores

      Esta zona es mucho más importante de lo que parece y siempre debemos usarla. Sirve para decidir qué debe hacer el programa si sucede un error durante la ejecución del droplet. Las opciones son dos:

      • Detener para buscar errores”: Esta opción hará que el programa se detenga justo cuando encuentre un error. La ejecución del droplet se detendrá. No es una opción que debamos elegir salvo que estemos creando un droplet sobre el que tengamos dudas y queramos ver la primera vez si da algún error.

      • Registrar errores en archivo”: Esta es la opción que debemos elegir usualmente. Cuando se encuentre un error, Photoshop registrará el error en un archivo de texto sin formato, indicando qué pasó con qué archivo de imagen y seguirá con el siguiente hasta terminar. Podemos indicarle dónde y cómo se debe llamar ese archivo de registro de errores en la opción “Guardar como”.

      Es una buena práctica abrir ese archivo y echarle un vistazo siempre que terminemos de ejecutar un droplet. No es inusual que alguna imagen de error y conviene saber cuál ha fallado. Si no ha habido errores, el archivo tendrá sólo dos líneas: "Inicio de lote" / "Fin del lote".

      La ejecución en si del 'droplet/

      Igual que ocurría con los procesos por lotes (batches), cuando hemo terminado de elegir todas nuestras opciones, pulsamos “OK”. El droplet se guardará donde elegimos durante la creación. Podemos moverlo a la carpeta o unidad que queramos siempre que se cumplan las condiciones necesarias para usar la acción encapsulada dentro del droplet.

      Para usarlo, simplemente seleccionamos la carpeta que contiene las imágenes que se vayan a procesar y la arrastramos encima del icono del droplet, como se ve en la imagen superior. Si tenemos abierto Photoshop, la acción del droplet se ejecutará directamente. —si Photoshop no está abierto, se abrirá—.

      Al igual que ocurre con los procesos por lotes, Photoshop no da aviso alguno de que se haya acabado el proceso. Cuando llega al último archivo, lo procesa y ahí se termina.

      Consejos generales al usar un 'droplet'

      • Antes de definir un droplet que procese muchos cientos de imágenes, es muy conveniente ejecutarlo con sólo unas cuantas imágenes para ver que no habrá efectos no deseados.

      • Si tenemos sitio, suele ser mejor procesar las imágenes dejando una copia en una nueva ubicación. De ese modo evitaremos deteriorar archivos originales de forma irremediable.

      • Los droplets son compatibles entre plataformas Mac - Windows siempre que pertenezcan a versiones de Photoshop razonablemente coetáneas.

        • Un droplet creado en Mac OSX se puede usar directamente en un ordenador Windows siempre que se le haya añadido la extensión "*.exe" para que el sistema lo identifique como ejecutable.

        • Un droplet creado en Windows se puede usar en un ordenador Mac OSX con la única salvedad de que la primera vez que se copia al Mac hay que arrastrarlo sobre el icono de Photoshop para que éste lo abra y lo actualice para su uso en Mac.

      • Es posible que un que droplet incluye la apertura o el guardado de archivos en una unidad de red no funcione bien en otro ordenador. El motivo más usual es que la asignación de nombres o letras de unidad sea distinta en el ordenador original, por lo que el droplet no sea capaz de encontrar la unidad de referencia. Si esa discrepancia de nombres y letras no ocurre, no habrá problemas.

      Eso es todo. Verás qué sencillos de usar son los droplets.

      2 comentarios

      Error droplet

      Hola, buenas noches, tengo un problema al reproducir el droplet, cuando arrastro la imagen encima del archivo .exe que da photoshop para reproducir el droplet, me envia el mensaje de "El droplet no puede comunicarse con photoshop", ¿que puedo hacer para porfin usar esta utilidad? agradeceria su atención, muchas gracias.

      Suele ser un problema de derechos admninistrativos

      Hola,

      Si haces una búsqueda verás que el problema que tienes suele deberse a una restricción de tus derechos como usuario de la máquina. Según parece, en Windows hay que crearlo como administrador y/o desactivar lo que se llama "control de cuentas" (UAC).

      Mira los mensajes de esa búsqueda. No te puedo dar las intrucciones en detalle porque: (1) No sé las características de tu equipo y de tu cuenta. (2) Nunca he tenido ese problema porque soy administrador de mi equipo.

      Un saludo

      Añadir nuevo comentario