Anotaciones sobre el perfil de color para periódicos ISOnewspaper26v4

En junio de 2004 se hizo público el perfil ISOnewspaper26v4, para la impresión estandarizada de periódicos en color en rotativas de litografía offset siguiendo las especificaciones y directrices de la normativa internacional ISO 12647-3:2004. Hacer una página sobre este perfil surge de que hace unos días Fernando Herrero Peletero me envío amablemente unos comentarios interesantes sobre el mismo y su ganancia de punto que forman, levemente editados el núcleo de esta página.

Dividir un PDF en páginas individuales (sin que deje de ser PDF/X)

Si tenemos la necesidad de dividir un PDF con muchas páginas en PDF individuales, uno por página, con Acrobat es muy sencillo. Aunque que los PDF resultantes sigan siendo PDF/X si el archivo original lo era tiene un pequeño truco, la operación no puede ser más simple:

El panel con la opción de extraer páginas de un PDF.

Abrimos el PDF con Adobe Acrobat —en este ejemplo estoy usando la versión XI completa del programa, no Acrobat Reader—. Desplegamos el panel "Páginas" y elegimos la opción "Extraer".

Enviar una revista a la imprenta

Enviar los archivos a la imprenta es un trabajo que todo diseñador gráfico o maquetador tiene que hacer antes o después. No es una tarea particularmente compleja pero requiere cierta atención al detalle y una mínima planificación previa. Una vez establecido el método, el único secreto consiste en seguirlo a rajatabla y no reinventar nada sobre la marcha. No queremos que sea una tarea interesante.

Enviar a la imprenta una revista hecha en InDesign en forma de PDF/X

Una vez que hemos establecido el método para enviar nuestra revista a la imprenta y hemos dedicido que el formato PDF/X es el más conveniente, el procedimiento para crearlos con InDesign es razonablemente sencillo a través del menú “Archivo – Exportar”. Como tipo de archivo, elegimos “Adobe PDF (Imprimir)” y una de las variantes de PDF/X. A continuación, por medio de FTP, un servicio de tipo DropBox, correo electrónico o grabándolos en un DVD enviamos los PDF/X a la imprenta. Éste es todo el misterio de enviar una revista como PDF/X a la imprenta. Sencillo, ¿verdad?

Enviar a la imprenta una revista con los archivos nativos de InDesign

Si tenemos que grabar para archivo un trabajo hecho en InDesign o enviarlo a la imprenta o a un cliente en el otro lado del mundo… el método es “empaquetar (para impresión)”, también llamado “recopilar para impresión”. Vamos al menú “Archivo – Empaquetar”. Este menú nos permitirá reunir en una única carpeta todos los materiales involucrados en el trabajo —imágenes, gráfico, enlaces de InCopy si los hubiera, fuentes tipográficas, etc…—, ordenándolos en dos subcarpetas —links (enlaces) para todos los documentos y Document fonts (fuentes del documento) para las fuentes— y actualizando automáticamente los enlaces.

Trabajar en equipo con Indesign: Los recortes de Bridge son mejores que las bibliotecas

Las bibliotecas es que sólo las puede tener abiertas un único usuario cada vez —es lo que ocurre con cualquier documento de InDesign—. Si otro usuario intenta abrirlas, aparecerán bloqueadas. Se puede convertir en una pesadilla. Con los recortes de Bridge no ocurre eso. Más de una persona puede estar usándolos a la vez. Pero hay más ventajas.

Hojas de contactos o planillas con varios documentos de InDesign

Al maquetar a veces queremos ver la secuencia de las páginas del trabajo, reducidas a miniaturas, para juzgar el ritmo del diseño y corregir detalles, como si fuera un planillo. Ese puede ser el caso; por ejemplo, al hacer una revista o un libro partidos en documentos de varios capítulos o reportajes. Podemos aprovechar la posibilidad de colocar documentos de InDesign dentro de otros documentos de InDesign. Tendremos el trabajo a nuestra disposición. Podemos pinchar en cualquiera de las miniaturas y el archivo original de InDesign. Allí hacemos los cambios y, al cerrar, éstos se habrán reflejado en el planillo.

Grep con InDesign al rescate del maquetador #1

Es muy habitual para un maquetador de revistas o libros en los que aparezcan columnas con listados de productos numerados, del tipo de "1. Bañador a cuadros. 2. Sombrero de fieltro. 3 Agenda de cuero…" El problema es que después de que volquemos el texto o después de que alguien lo repase y edite, muchos de los espacios en blanco que van después de los números serán espacios normales, que permiten la partición de línea. Cambiar esos espacios —y sólo esos— por "espacios de no separación" es algo que podemos hacer bien con una simple operación de búsqueda y cambio con una expresión regular, GREP.

Usar datos dinámicos con Adobe Illustrator

Si queremos preparar un diseño para varias decenas o centenares de usuarios, cambiando para cada uno de ellos su nombre y datos personales, sólo hay dos maneras de hacerlo: A mano o automáticamente, como se hacen con las cartas personalizadas los programas de ofimática, mediante lo que se llama fusiones de correos (mail-merge). Adobe Illustrator es capaz de automatizar la creación de documentos personalizados como tarjetas de visita, carnets o diplomas. Este tutorial pretende ser un punto de partida más que un repaso exhaustivo de todas las posibilidades.

La instalación del calibrador i1 Display Pro de X-Rite

El contenido del paquete del colorímetro i1 Display Pro.

Antes de calibrar un monitor con el colorímetro X-Rite 1i Display Pro de X-Rite debemos proceder a instalarlo. En esta página se describe el proceso, que es realmente sencillo y algunas opciones o problemas que pueden aparecer. Aunque lo más fácil y directo es usar i1 Profiler, de X-Rite, que acompaña al dispositivo, podemos usar otros programas para realizar la calibración del monitor; por ejemplo: BasICColor (que cuesta unos 121 euros con IVA), Color Eyes Display Pro (unos 150 euros), Argyll CMS y el interfaz de calibración dispcalGUI (ambos gratuitos) o el ColorNavigator que acompaña a algunos monitores Eizo.

Controlar la calidad de un monitor y de un perfil con un calibrador i1 Display Pro

Si tenemos uno de los calibradores más recientes de X-Rite que no sea ColorMunki, podemos comprobar cómo de bueno es el perfil del monitor y si la pantalla alcanza con él un nivel suficiente de calidad. Con un colorímetro i1 Display Pro mediremos algunos parches de color y comprobaremos la desviación colorimétrica (valores ΔE) del sistema perfil-pantalla. Además, podemos comprobar si la pantalla es uniforme en temperatura de color y luminosidad midiéndo distintas zonas de la misma. Si las medidas quedan dentro de los límites admitidos, el monitor pasa la prueba.

Un cuento de navidad sobre el color digital

Erase que se era tres cerditos que vivían en una gran ciudad. El primero era diseñador gráfico, otro era un fotógrafo y un tercero tenía una pequeña imprenta. Los tres solían trabajar juntos y, aunque se conocían desde hacía años, les molestaba mucho cómo los otros cerditos no lograban interpretar bien los colores de sus trabajos. Así que se reunieron un día y decidieron establecer un sistema de trabajo que les permitiese gastar menos dinero en pruebas de color, repetir menos trabajos y tener menos enfrentamientos… (leer el cuento hasta el final)

Felices fiestas y Feliz Año Nuevo :)

Cómo mostrar los archivos ocultos en Mac OSX

En Windows mostrar y ocultar los archivos de sistema y de otro tipo es muy sencillo. En Mac OSX no hay un menú directo para hacerlo pero con dos órdenes de la términal (command shell) también es muy fácil. Como lo he necesitado para hacer las pruebas locales de mi servidor en el portatil Mac, me lo apunto aquí para mi propia referencia y la de quien pueda necesitarlo; como digo, por ejemplo, para mostrar / ocultar los archivos .htacces de un servidor web, que es lo que a mi me ha pasado.

La tipografía

La tipografía (letterpress) es un sistema de impresión que se basa en el uso de planchas en las que las zonas que deben imprimir sobresalen y están impregnadas de tinta. El papel se coloca en contacto con las planchas, que lo presionan y le transmiten la tinta y así queda impreso.

La complejidad de la preparación de las planchas, con sus miles de piezas que forman increibles rompecabezas, hace que los trabajos tipográficos necesiten de personal especializado y de un uso de mano de obra intensivo si se compara con otros métodos de imprenta.

Cómo hacer un PDF/A con InDesign CS6

Increíble pero cierto: InDesign CS6 no admite la exportación directa al estándar PDF/A. Para hacer un PDF/A con InDesign hay que usar además un segundo programa: Acrobat Pro —hay otras soluciones, pero elijo centrarme en esta—.

La primera recomendación es no usar cualquier versión Acrobat Pro, sino expresamente Acrobat Pro 11 o superior. El motivo es que sólo a partir de esa versión cuenta Acrobat de verdad con una capacidad sólida y sencilla de creación, verificación y reparación de PDF/A en sus dos variantes principales: PDF/A-1 y PDF/A-2. Si usamos versiones anteriores —como Acrobat 9— no sólo no podremos hacer PDF/A-2, sino que ademas sufriremos una infinidad de errores y mensajes tontos que nos conducirán a la melancolía.

Accesibilidad en los documentos PDF

En varías páginas dedicadas a la creación de documentos PDF para archivo —estándares PDF/A— se hace mención al concepto de accesibilidad y a la necesidad de tenerla en cuenta para poder crear algunas variantes de PDF/A.

Existe la idea de que accesibilidad digital es simplemente facilitar el uso con alguna limitación en la percepción —particularmente personas ciegas y sordas—, pero es algo un poco más complejo. Accesibilidad es la cualidad que tiene algo de ser usado o conocido sin que las limitaciones que un usuario o programa pueda tener supongan una barrera. Así, una herramienta es accesible cuando el usuario no necesita tener un nivel de inteligencia, audición, visión, movilidad o capacidad de memorización determinado. También es accesible cuando no se requiere una maquinaria o programa muy concreto para su acceder a él.

Por el contrario, un objeto es poco accesible cuando su uso es complicado para todo aquel que se desvíe de un nivel medio de inteligencia, movilidad, capacidad de audición o visión, o tenga cualquier caracterísitica que le pueda impedir acceder al uso, comprensión o conocimiento de ese objeto. También es poco accesible cuando para poder usar su contenido es necesario usar un programa o maquinaria concreta y no es posible hacerlo con otra similar.